Adesio cultura colaborativa formación equipos - cultura de empresa Adesio cultura colaborativa formación equipos - cultura de empresa

Cómo lograr una cultura de empresa fuerte

12/01/2022
A año nuevo, intenciones nuevas. Descubre 4 elementos clave que te ayudarán a crear, evaluar, cuidar o fortalecer la cultura de tu empresa, para que la misma sea un apoyo para tu negocio y tus equipos. Aunque no se construye de la noche a la mañana, estas primeras semanas del año son perfectas para empezar la revisión. ¡2022: allá vamos!
bullet

Hasta para las personas mejor (in)formadas, definir la cultura de la empresa sigue suponiendo un reto. Así que vayamos a lo sencillo: La cultura de la empresa corresponde a los elementos que conforman su identidad. El espíritu, los valores, el funcionamiento, los mitos, ritos, símbolos, etc.. En definitiva, todo lo que la hace única.
Se trata de la guía de funcionamiento de la empresa y de las relaciones que se crean en su seno. Y proviene necesariamente de los líderes y de su visión. Por ello, la cultura de la empresa debe:

  • Tener una base formalizada = no ser informal ni intangible. Plasmar los elementos esenciales por escrito.
  • Ser práctica (y estar enraizada en todas los procedimientos) = ​​no quedarse solo en el papel. Llevarla a la realidad.
  • Ser compartida por todos = la cultura de empresa incluye a toda la empresa. Formalizarla permite ayudar a compartirla y aportar cierta uniformidad.
  • Evolucionar = una cultura es un conjunto de prácticas, formas de pensar y de hacer, que va cambiando a lo largo de la vida de la organización. Acompañar su evolución.

Si tu cultura de empresa aún no cumple con alguno de estos 4 puntos, ¡aún estás a tiempo de desarrollarla!

¡La cultura de la empresa es su personalidad!

¿Por qué reflexionar sobre la cultura de la empresa es indispensable?

Varias razones hacen que reflexionar, aterrizar y compartir la cultura de empresa sea un condicionante al éxito:

  • Genera compromiso: desarrolla el sentimiento de pertenencia al hacer de vínculo entre la empresa y los colaboradores, además de entre los colaboradores entre sí. Da una identidad común y motiva los equipos.
  • Sirve de referencia: es una guía práctica. Ayuda en la toma de decisiones y acciones: una decisión/acción acorde con la cultura/valores es una buena decisión/acción para la empresa. Permite también integrar mejor a nuevas personas en la organización.
  • Es un elemento diferenciador: hace que la empresa sea única y que se sepa porqué. Es en gran parte por ella que tanto los candidatos como los clientes escogen una empresa antes que otra.

4 elementos clave a potenciar:

1. La historia de la empresa

Una cultura sólida se construye con el tiempo y se basa en la historia (incluso reciente) de la empresa. Cada negocio tiene un trasfondo o una idea única. La idea es basarse en hablar de hechos y/o personas que han marcado la historia de la empresa y desarrollar esta idea de leyenda sobre la base de hechos reales.

2. La visión y misión

¿Hacia dónde quieres llevar la empresa? ¿Cuáles son los pasos para lograrlo? La visión y la misión deben responder a objetivos claros y ser lo más claras posibles. También es importante que sean comunicadas y compartidas a todos. Puede cambiar, pero siempre debe ser coherente con la vocación general de la empresa. Al transmitir esta visión, se fomenta que todos trabajen juntos hacia un objetivo claramente identificado.

3. Los valores comunes

La visión de la empresa tiene como base sus valores. Donde la visión da sentido al trabajo realizado, los valores inculcan la “manera correcta” de hacerlo. Representan en cierto modo una guía de buen comportamiento. Aquí lo importante no es ser original o único a la hora de definirlos, sino ser sincero al establecer los valores.

Estáte atenta a nuestras publicaciones, en el próximo post te explicaremos en detalle a qué corresponde exactamente eso de la visión, misión y valores, y cómo definirlos. Puedes ir viendo unas pistas clave que dimos en una charla en línea en relación al Propósito.

4. Los ritos, rituales y símbolos

Los ritos son la expresión directa de los valores que transmite la empresa, los hacen tangibles. Entre otros permiten:
unir a las personas en torno a los valores mostrados por la empresa, mostrar simbólicamente su pertenencia a la empresa. Pueden ser múltiples: la vestimenta, el vocabulario utilizado internamente, el proceso de onboarding, el desarrollo profesional, las reuniones anuales, etc..

¿Y ahora qué?

Solo hay una forma de tener una cultura de empresa fuerte y compartida: ¡hacerla existir en los procesos y prácticas de la empresa! Los colaboradores necesitan experimentarla todos los días en el trabajo.

A partir de ahí, te recomendamos:

  1. Cuidar la cultura gerencial: Esa es la piedra angular sin la cual la cultura de la empresa no puede durar… ¡simplemente porque no se sostendría! Para ello, como líder da ejemplo e inspira para lograr que cada persona se sienta portador de la cultura y de los valores de la empresa.
  2. Trabajar la cultura de forma colaborativa: Es vital que todas las personas de la empresa hagan suya la cultura organizacional. Después del impulso inicial, cuando la empresa ya lleva tiempo funcionando, te recomendamos hacer el siguiente trabajo colaborativo con la ayuda de un facilitador. En lo ideal debe incluir a toda la plantilla, o al menos a los principales líderes. Este trabajo se debería de hacer en 3 grandes etapas:
    • Diágnosticar:  ¿qué define nuestra cultura actual? ¿Qué es lo que nos funciona? ¿Qué es lo que no?
    • Definir el camino: ¿Qué queremos aportar al mundo? ¿Cuales son nuestra misión, nuestra visión, nuestros valores? ¿Cómo se inscriben en la realidad?
    • Hacer seguimiento regularmente: la cultura es viva, es recomendable hacer un seguimiento de que todo está “alineado” al menos una vez al año.

Existen unas cuantas herramientas colaborativas para ayudarte en el camino, desde unas tan sencillas como los 6 sombreros de Bono o “continuamos, probamos, dejamos”, pasando por grupos de codesarrollo profesional o Dinámicas Tao. ¡Elije las que más te sean útiles según vuestro contexto!

Si te ha gustado este artículo o tienes cualquier consulta adicional no dudes en contactarnos o dejar un comentario aquí abajo.

Diseñamos dinámicas personalizadas para cada organización.

Puedes seguirnos también en LinkedIn, Facebook o Twitter para estar al día de todas nuestras publicaciones.